....

26/8/16

Se avecina un fin de semana mas......

Y como siempre mis fotos hoy divertidas, necesitamos levantar el ánimo ;) las fotos cuando se toman son buenísimas pero las hay divertidas y en el momento justo.....que pasen un lindo finde semana ..besos ♥




















Las cosas son como son

:)


23/8/16

Y si te sientes vacío.... lee esto ;)


¿Te sientes vacío?
Sabes bien a qué me refiero.

Es una especie de angustia permanente. Un nudo en la garganta. Un hueco en el estómago.

Te sientes solo. Perdido y sin rumbo. No te apetece hacer nada. No tienes sueños ni ilusiones. No ves una buena razón para continuar.

Todos, en algún momento de nuestras vidas, hemos sentido ese vacío existencial. Puede que fuese al llegar a casa después de un trabajo que nos anulaba, nada más salir de una relación larga o simplemente un domingo por la tarde.

Es una sensación que te come por dentro y que, personalmente, no me gusta nada: la sensación de sentirse vacío por dentro. Yo –y creo que todo el mundo– lo que quiero es estar feliz, ilusionado y satisfecho

¡Espero que te sean de utilidad!

1. Márcate objetivos

Es necesario tener una razón para levantarse de la cama y sentir que vas avanzando en tu camino particular. Porque la vida es movimiento, y cuando te quedas quieto te pudres, como el agua de un pantano.

Por eso, si te encuentras perdido y sin rumbo, márcate una meta que sea importante para ti, que sea difícil (pero no demasiado difícil) y que tenga un final claro.

Marcarte objetivos, aunque sólo sean deportivos, puede ayudarte a salir del estado de apatía en el que caemos a veces y ‘arrancar’ en otras áreas de tu vida.

2. Escucha a tu corazón

¿Alguna vez has tenido una idea que no te deja dormir?

¿Una de esas ideas que te viene a la cabeza una y otra vez, y que no puedes olvidar?

¿Una visión de la persona en la que te podrías convertir, del trabajo que podrías realizar, de la aventura que deberías vivir?

Puedes llamarlo musa, destino, señales, llamada divina o simplemente cabezonería, pero cuando la vocecita que tienes dentro te dice que hagas algo, tienes que escucharla.

Creo –y es algo muy personal– que este tipo de llamadas surgen por algo, y que si las ignoramos nos hacemos un poquito más grises. Por el contrario, si las seguimos, la magia se pone de nuestra parte y aparecen puertas donde antes sólo había muros.


3. Encuentra (o crea) un buen trabajo

Tu trabajo es importante. No sólo es una parte de tu vida a la que le vas a dedicar muchas horas y que va a suponer tu principal fuente de ingresos, sino que también es tu manera de expresar quién eres.

Uno de los motivos más grandes de insatisfacción hoy en día es precisamente ese. Es normal sentirse vacío cuando tienes un empleo que odias, en el que te sientes estancado y que además te roba, literalmente, 5 días de tu vida, porque cuando llegas a casa apenas te quedan fuerzas ni para meterte en la cama.

La clave no es tanto empleo o emprendimiento, sino encontrar un trabajo en el que sientas que:

Se te valora como mereces
Estás haciendo algo útil, algo en lo que crees
Puedes tomar tus propias decisiones
Y por supuesto, que no te genere estrés y que te deje tiempo para el resto de áreas de tu vida 🙂

Resumiendo: para sentirte más satisfecho con tu vida, busca o crea un empleo que te haga sentir que estás trabajando CON tu empresa o CON tus clientes, en vez de PARA ellos.

4. Sé congruente con tus valores

Tus valores representan aquello que consideras importante en tu vida. Aquello en lo que crees. Son prioridades que te indican cómo actuar en cada situación y cuál es la mejor manera de invertir tu tiempo.

Si traicionas tus valores puede que obtengas algún beneficio inmediato,  pero te estás traicionando a ti mismo y a la larga pagarás por ello con remordimientos e insatisfacción.

Por eso, cuando te sientas vacío infeliz, pregúntate si estás siendo fiel a tus valores.

5. Acepta la realidad

Un buen ejemplo son las relaciones personales. Podemos influir en el comportamiento de los demás con nuestros actos, pero no podemos controlarlo. Al final, cada cuál va a hacer lo que le dé la gana, y cuanto antes lo asumas mejor.

Lo difícil en estos casos es entender que el comportamiento de la otra persona no es culpa tuya. Aceptar que, hagas lo que hagas, no puedes convencerla de que está equivocada ni obligarla a rectificar.

Otro ejemplo son las injusticias. Nos gusta creer que en el mundo existe una justicia divina y que todo el mundo recibe lo que se merece. Que si hacemos un buen trabajo todo irá bien y seremos recompensados.

El problema es que las cosas no funcionan así, muchas veces nos sentimos vacíos o infelices a causa de sucesos sobre los que no tenemos control. Le damos vueltas y vueltas a nuestras acciones buscando dónde nos equivocamos, y nos fustigamos por nuestros supuestos errores.

La próxima vez que te ocurra algo así, considera que, a lo mejor, lo que pasó no fue culpa tuya.

Acéptalo, no te lo tomes como algo personal, y pasa página.

6. Conecta

Imagínate que eres un generador con muchos cables conectados. Los cables son las relaciones que tienes con otras personas (e incluso con otros aspectos de la vida, desde lugares especiales hasta hobbies). Cuanto más fuerte la relación, más grueso es el cable porque lleva más energía.

Si te arrancan un cable de los gordos, vas a sufrir un gran bajón de energía que, inevitablemente, te va a generar esos sentimientos desagradables.

¿Cuál es la solución?

Reconectar!!!!

Pienso que hay dos tipos de conexiones que son necesarias para que nuestro “motor” funcione correctamente.

El primer tipo son las conexiones con los demás.
El segundo tipo son las conexiones con uno mismo.

Ambos tipos de conexión son imprescindibles, pero en función de la clase de persona que seas (introvertido o extrovertido) necesitarás más de un tipo o del otro.

7. Cuídate

¿Sabes cuándo te sientes vacío sí o sí?

Cuando estás de resaca.

Te sientes fatal, estás apático y lo único que te apetece es tumbarte en la cama y esperar a que llegue el día siguiente.

Tampoco sueles tener ganas de nada cuando estás enfermo, has dormido poco o has comido algo que no te ha sentado bien.

La salud influye muchísimo en nuestro estado de ánimo. Por eso, es imprescindible que cuando estés un poco off cuides al máximo alimentación, ejercicio, y sueño, y que no abuses del alcohol.

Aquí tienes algunos recursos de utilidad para mejorar cada una de estas áreas.


ALIMENTACIÓN
EJERCICIO
SUEÑO

Y tú, ¿qué haces para evitar sentirte vacío? ¿Qué consejo añadirías a la lista? ¿Sabes qué hacer cuando te sientes solo?

gracias@viviralmaximonet

Gracias a todos ♥