15/9/17

Dejaré esto por aquí :(

Encontré este escrito en la red, bastante triste y que deseo compartir con ustedes, nos hace tener una reflexión como madres... que pasen bonito fin de semana ♥




¡ Qué suerte no ser una madre palestina,
ni una madre siria, ni una madre afgana,
ni una madre kurda,
ni una madre del cuerno de África !
Qué suerte no tener que sostener
la muerte de mi hijo en mis brazos…
ese pequeño cuerpo
que se ha muerto sin más,
de hambre, de sed,
desangrado,
atravesado, zas, por una bala!
¡ Qué suerte no tener que abrazar a mi hijo muerto
mientras mis ojos se resecan, lentamente,
de dolor, de impotencia,
de rabia contenida!
¡ Qué suerte no tener que sortear cada día
el rostro enjuto y oscuro de la Parca,
y regalarle, esconderle, ocultarle
los rostros malditos de mis hijos,
que han nacido donde nada importan,
donde nada valen, donde nada son…!
Qué suerte, me repito cada día, qué suerte,
mientras mis hijos, tranquilos, duermen su infancia merecida.

Marisa Peña.
Poema publicado en el libro colectivo “ Indignhadas “
de Unaria Ediciones


5 comentarios:

  1. Ciertamente, no sabemos la suerte que tenemos de no vivir en uno de esos países donde la vida no vale nada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Patty, unas palabras desgarradoras que parten el corazón, muchas vece vivimos sin apreciar lo que nos rodea ¡es tan injusto y terrible lo que pasa en todos estos países!.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. hooooooooooooooola, he estado 15 dias sin wifi, pero ya estoy aqui. Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Que vergüenza de todos los políticos mundiales, que están llevando al mundo a esta situación, hasta el punto de que sintamos alivio de no ser una madre palestina, siria, kurda,afgana o del Cuerno de África por las guerras y la falta de necesidades básicas. Y que alivio también, ¿verdad? el no ver a tu hijo morir de hambre como los nacidos en Burundi, Haití, Eritrea, Etiopia, República Centroafricana, Chad, Yemen, Angola, India, Zambia, Madagascar, etc. etc.. Y que alivio ¡verdad? saber que a nuestros hijos no los van a explotar laboralmente, con apenas tres años, ni van a ser obligados a la prostitución o a la esclavitud, como sucede en Zimbabwe, Birmania, el Congo, Somalia, Sudan, Burundi, Etiopía, Pakistan, etc. etc.
    Estos pocos ejemplos me hacen sentir vergüenza de nosotros,los seres humanos, mientra las esposas de estos poderosos que controlan el mundo, seguro que dan a luz en clínicas privadas, y los arropan entre algodones y organzas.
    Perdona que me haya extendido pero, no puedo con tantas injusticias, y más si trata de inocentes niños.
    Un beso.
    Y gracias, por dejar que me exprese libremente, como es habitual en tu espacio.

    ResponderEliminar

Agradezco de todo corazón tu visita y sobre todo tus comentarios, besos :*