6/8/12

Dialogando con los silencios...


Cuantas veces….queremos acercarnos a los demás con actitudes fraternales, y aunque aparentemente somos aceptados; ignoramos que nuestros receptores, no se sienten con la confianza de estrechar ese lazo…por esa forma a veces de arrogancia, que creen visualizar, por esas palabras reflexivas que reclaman nuestra presencia y que son tomadas con imposiciones…

Porque la sensibilidad que nos entregan, es tan frágil, que si no la cuidamos involuntariamente la hacemos añicos, dispersando escépticamente, lo que pudo ser un diálogo interesante

Cuantas veces, herimos inconscientemente, por no tener disponibilidad de paciencia, para analizar el entorno…sin percibir que está latente esa indiferencia gélida que nos duele.

Cuantas veces dialogamos con el silencio, por el desconsuelo de la soledad, pero somos tan exigentes, que solo pensamos en nuestros pesares…sin comprender el dolor de los demás, a quienes castigamos con esas actitudes de incomprensión.

Porque no entendemos ese lamento por la lejanía, y no hemos valorado ese amor que nos brindan…cuantas veces seguiremos así, sumergidos en ninguna parte, apesadumbrados por la soledad, y el vacío asfixiante que nos lastima tanto…

13 comentarios:

  1. Todo lo que dices es una realidad;pero, pero cuando un@ es capaz de detectar en el entorno lo que apasiona a cada cual, pronto serán nuestros aliados y amigos.
    ¡Me has hecho pensar y voy a escribir una entrada sobre el tema.
    ¡Cuantas veces leyéndote me inspiras!.
    ¡Gracias Patty!
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Mi experiencia personal es que en el silencio no hay maldad.
    En cambio en la comunicación hay mucha.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Situaciones difíciles requieren de sabias decisiones y en muchas ocasiones, las situaciones o nuestros propios impulsos empeoran estas situaciones.....


    un abrazo enorme linda!

    ResponderEliminar
  4. El silencio puede ser bueno, cuando es usado para reflexión y para no ofender, pero otras tantas, las palabras son necesarias y el silencio daña...

    Todo tiene puntos buenos y malos, hay que saber encontrar lo positivo en las cosas y situaciones e inclinarnos por esas!

    Besoss mi Patty linda, feliz semana!

    ResponderEliminar
  5. El silencio y la soledad son buenos, siempre que tengas una "puertita".

    De lo contrario es una carga.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Yo amo el silencio y la soledad, siempre y cuando sean una decisióm y no una obligación.
    Me gustó.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  7. Que lindo lo que dices André, mil gracias por venir y gracias por tu compañía SIEMPRE!!! un beso :*

    ResponderEliminar
  8. Toro eso es la pura verdad, pero debemos tomar en cuenta también que muchos silencios resultan ser crueles ya que te dicen lo que realmente eres tu.... gracias por venir :) besitos :**

    ResponderEliminar
  9. BONHEUR preciosaaaaaa cuanto tiempo me da mucho gusto leerte, mil gracias por tu comentario =) besos :**


    Bea querida esa es la verdad y este post tiene un poco de eso... besos linda :**

    ResponderEliminar
  10. Gauchito esa puertita mágica que se abre cuando más la necesitas.... es verdad un beso muá :*

    ResponderEliminar
  11. Humberto... totalmente de acuerdo contigo, nada que es obligado es bueno y a las finales hasta te acostumbras a que todo debe ser así.... un abrazo :*

    ResponderEliminar
  12. Anónimo7/8/12 15:10

    El silencio nos hace ver las cosas de otra manera. Mas debemos tener cuidado porque en nuestros dialogos con el silencio solemos centrarnos en nuestro problema, nuestro ego y nosotros de nuevo, mas nunca solemos ponernos en el lugar del que nos ha echo o al que hemos hecho daño

    ResponderEliminar
  13. profundas y reflexivas letras nos obsequias querida y admirada amiga. Muchos besinos con todo mi cariño e infinitas gracias por hacernos participes de ellas.

    ResponderEliminar

Agradezco de todo corazón tu visita y sobre todo tus comentarios, besos :*