17/3/20

Toca cuidarse y así cuidaremos a todos!!!


Buenos días, día # 2 y buen martes para todos: quedarse en casa significa ESTAR EN CASA. ¿Te jode quedarte en casa por 15 días ? Piensa en cómo te joderá cuando el presidente el 30 de marzo en transmisión en vivo te diga que la cuarentena se extenderá por otros 15 días. ¿Y sabes por qué sucederá? Porque no haz entendido el significado de las palabras "QUEDARSE EN CASA".
Significa salir SOLO PARA TRABAJAR si lo haces en alguna actividad aun permitida.
Significa salir SOLO UNA VEZ (pero NO una vez al día sino una vez a la semana) para hacer las compras en cantidad suficiente para evitar salir por 100 gr de cualquier cosa que no es indispensable.
Significa ir a la farmacia SOLAMENTE una vez a la semana para comprar todos los medicamentos que necesitas.
Significa satisfacer las necesidades fisiológicas de tu perro cerca de tu hogar y no tomarlo como una excusa para hacer reuniones sociales.
Significa NO salir, ni siquiera para ir donde la mama, los suegros, los tíos, amigos o conocidos, si existe la posibilidad de hacer una videollamada o mudarse todos en una casa "HÁGANLO" así no tienen excusas.
Significa que NO tomen estos tres motivos para salir como una excusa.
Crees que estás EVADIENDO el Sistema, pero en REALIDAD estás Limitando Tu LIBERTAD Futura y la de OTROS.
No eres mas VIVO que los demás, solo eres más INCONSCIENTE E IRRESPONSABLE.
¿Eres realmente tan débil de mente que no puedes quedarte dentro de tu cómoda casa, equipada con todas las comodidades, durante 15 días?
Tal vez piensas "si salgo y voy allí, ¿que puede pasar?", Bueno. MULTIPLICA este pensamiento por cientos de personas, y luego NO LLORES
si el 30 de marzo al final de los 15 días la CUARENTENA se extiende, porque tendrás que lidiar con el DAÑO ECONÓMICO del país, de tu Compañía Personal; con el DAÑO que tendrá la compañía donde trabajas que deberá CERRAR dejándote en casa; lidiar con turnos MASACRANTES que tendrás que soportar para recuperar la situación, con los clientes que no podrán pagarte, etc.
TU única salida afectará a todo el sistema ... perdonen la franqueza, pero parece que muchos todavía están subestimando esta dramática situación que ahora comenzará a amenazar más y más. Cuanto antes se detenga la propagación de este maldito virus, antes se podrá retomar la vida de todos y la economía evitando una mayor cantidad de perdidas.
Al final de estos 15 dias todos queremos REANUDAR NUESTRAS VIDAS, y PROBABLEMENTE no podremos hacerlo debido a aquellos que se sienten y piensan que son más vivos o mas inteligentes que otros.

Perù si se puede!!!

🇵🇪 # yo me quedo en casa

En medio de la tristeza...

En medio de la tristeza y desazón que nos ha causado este virus espeluznante he encontrado estas fotos llenas de esperanza... CUÍDENSE TODOS!!!



















25/1/20

Lo que pasamos a diario hoy en día...


¿La violencia es una enfermedad social?

Vemos que hay sociedades mas violentas y menos violentas.
Momentos históricos violentos y periodos más calmos.
Hay todo tipo de violencia, política, racial, religiosa, por el territorio, las riquezas naturales o la que nos ocupa hoy en nuestro país: la violencia social, la diaria, la que nos roza desde que nos levantamos y decimos "buen día" en el almacén y nadie contesta, por poner un suave ejemplo.
La experiencia de distintos países, nos muestran que la cultura o la organización económico-social, son determinantes en el aumento o la disminución de la violencia social.
Veamos nuestro presente.
Todo comienza con las palabras.
Cuando definimos la violencia social como enfermedad, estamos diciendo que su gente, ya no la controla.
Convertida como un virus, se contagia por imitación.
Resulta una respuesta aprendida, mecánica. Repetida hasta el hartazgo.
El que habla con odio invita a la acción directa, una acción, conlleva una reacción.
La violencia social como enfermedad, en la argentina toma una forma particular. Una silenciosa epidemia. Hasta el chisme es parte de la violencia encubierta.
Muchas mentiras como en un tobogán derivaron en la falsa autenticidad, en la calle, en la escuela o el trabajo. Va sumando. Orada, corro en día a día.
Entonces los personajes públicos, de todo tipo como políticos, periodistas o animadores no reconocen a sus dichos como violencia simbólica ...se consideran a si mismos como auténticos representantes de la voz ajena.
Quien habla descalificando, injuriando, despreciando, desde un medio masivo habilita la agresión.
El padre le pega al hijo y a la mujer.
Los hermanos se odian.
Los vecinos se agarran a trompadas.
Los jóvenes se matan de noche.
Los ladrones consideran lo suyo un trabajo.
Todos esgrimen alguna explicación con una lógica propia. Nadie reconoce lo violento del mensaje.
Un profesional explica la importancia de la convivencia familiar para la salud y alguien dice:" yo no le doy bola... me manejo por las mías... puro bla bla como si fuese tan fácil poner los puntos."
La violencia social tiene sus propagadores que desconocen las consecuencias de sus palabras, porque siempre rebotan en el otro..."mientras no me toque"...
La violencia avanza como un virus que destruye el entramado social. Los engranajes reflexivos, perdieron su rol. Ya no se piensa antes. Se reacciona. Se accionan los disparadores.
Las diferencias exageradas, la frustración y el consumo de química y alcohol, para no pensar el futuro, aumentan la enfermedad social.
Y si respondemos con argumentos racionales a los ideólogos de la violencia...quizás sea el principio de la cura...

Hasta cuando!!!!



♥♥♥